Saltear al contenido principal
La Mala Racha De Messi Pasará, Volverá El Mejor Leo
Messi frente al Dinamo Kiev

Lionel Messi ha arrancado la temporada 2020/2021 con un registro anotador tremendamente anómalo. Apenas 5 goles, todos de penalti sumando todas las competiciones. Números que no acostumbra el astro argentino y que pueden significar muchas cosas, aunque en realidad todo es mental. El atacante argentino es uno de los máximos goleadores de la historia, nadie debería poner en duda su relación con el gol.

La tensa situación vivida en el mercado de fichajes de este verano sigue afectando al rendimiento del ’10’ argentino, que no termina de quitarse esa sensación de vacío que tiene en el Barça.

[ANÁLISIS: Los goles de Lionel Messi a lo largo de toda su carrera.]

Su club de toda la vida, en el que esperaba retirarse tras ganarlo todo, su principal obstáculo en el camino a la felicidad. El descontento viene de largo, arrastrando 3 dolorosas eliminaciones de Champions League que resumen el proyecto del FC Barcelona, sin rumbo. Un Real Madrid centrado en competiciones europeas y sin brillo, ha servido en bandeja LaLiga a los culés (salvo la temporada pasada), haciendo parecer que sus tropiezos en Liga de Campeones fueron anécdotas aisladas, pero no es así.

Final de etapa convulso

La falta de rumbo ha provocado que Lionel Messi quiera abandonar el club, que le exigió su cláusula para salir este verano. En enero será jugador libre para negociar con quien quiera (Manchester City el mejor posicionado), y no tiene pinta de que haya marcha atrás.

Más allá de esta sensación de apatía, Leo no es capaz de dejar a un lado todo el lío institucional y centrarse exclusivamente en su juego. La falta de gol empieza a pesar, aunque los penaltis estén adornado su falta de puntería. Es cierto que lo intenta, pero se le ve mucho más errático que antes, perdiendo muchos balones en jugadas que antes acababan en ocasión de gol, como poco.

Con el primer gol, llegarán los demás

Sin embargo, en el momento en el que empiece la máquina a carburar, pasará como con el ketchup, llegarán todos de golpe (siempre grande Ruud Van Nistelrooy). Para el que algunos consideran como el mejor jugador de la historia, el gol es su forma de comunicarse con el fútbol.

El juego del equipo tampoco está ayudando a que le sea tan fácil ver puerta. De momento, el Barça de Koeman sigue sin encontrar continuidad en su juego y no termina de ser fácil para él sentirse feliz sobre el verde. En su último partido frente al Dinamo de Kiev en Champions, se le pudo ver con actitud ‘pasota’ en algún tramo del partido. Sin Leo conectado, el conjunto catalán sufre.

Las apariciones de Ansu Fati y Pedri están llenando el vacío que habrá si se termina produciendo la salida de Messi del FC Barcelona, en vistas de un nuevo proyecto.

Álex Salazar García

Los partidos de fútbol sin VAR, con la radio en la mano y una bolsa de pipas. Responsable de ligas internacionales.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba