Diego Armando Maradona: el Dios del fútbol

Un 30 de octubre de 1960, nació en Lanús (Argentina) Diego Armando Maradona, el que para muchos es el mejor futbolista de la historia.  Reconocido por la FIFA como “el mejor jugador popular del siglo XX”, sus impresionantes actuaciones en los Mundiales y su tremenda relevancia para llevar al Napoli a conseguir dos scudettos en el fútbol, un equipo humilde hasta entonces, han provocado que muchos exfutbolistas, periodistas y expertos deportivos lo consideren como el mejor futbolista de todos los tiempos y uno de los deportistas más destacados jamás vistos.

La relevancia de su figura, desde sus comienzos en el año 1976 en Argentinos Juniors, ha trascendido mucho más allá del ámbito puramente deportivo, con una increíble influencia en la cultura argentina, italiana y popular; hasta el punto de crearse la “Iglesia Maradoniana”, y de haberse compuesto varias canciones en su honor.

Pasemos, pues, a realizar un recorrido por la trayectoria deportiva del astro argentino, desde sus inicios como jugador a finales de la década de 1970, a su trayectoria como entrenador, que finalizó dirigiendo a Gimnasia y Esgrima La Plata.

[poll id=”5″]

Trayectoria como jugador

El primer contacto de Maradona con el mundo del fútbol se produjo en el año 1969, momento en el que realizó una prueba para ingresar en la cantera de Argentinos Juniors, club con el que posteriormente debutaría en la Primera División Argentina. Dentro de la cantera de Argentinos Juniors, Diego debutó en el equipo “Los Cebollitas”, para disputar los “Juegos Nacionales Evita” en 1973 y 1974, ya que, entonces, los equipos participantes no podían inscribirse con el nombre oficial del club.

Es precisamente debido a esta participación a la que debe uno de los apodos con los que se le conocía, “cebollita. Tal fue el furor que el Pelusa empezó a causar desde niño, que en el año 1971 ya protagonizó una noticia en el Diario argentino Clarín, en el que se señalaba a “un pibe con porte y clase de ‘crack’, aunque en la nota fue llamado “Caradona”.

Debut en Primera División

El debut de Diego Armando Maradona se produjo un 20 de octubre de 1976, cuando todavía no había cumplido los 16 años, con el club en el que se había formado, Argentinos Juniors, frente a Talleres. Aunque el partido terminó con derrota por 1-0, Diego ya pudo demostrar a la hinchada de Argentinos Juniors sus grandes habilidades futbolísticas.

Su debut oficial con la Selección Argentina no se haría esperar: el 27 de febrero de 1977, con tan sólo 16 años y 4 meses, haría su primera aparición con la albiceleste, en un amistoso contra Hungría. A pesar de que durante ese año y el posterior participó en varios encuentros con la selección absoluta de su país, finalmente no fue convocado por el entonces seleccionador, César Luis Menotti, para el Mundial que se celebraría en Argentina en el año 1978. La brillante trayectoria de Diego con su selección todavía tenía que esperar.

Su primera gran actuación a nivel internacional

Para destacar la primera gran actuación a nivel internacional de Maradona, tenemos que trasladarnos al Mundial juvenil de 1979, disputado en Japón, en donde la Selección Argentina, dirigida por Menotti, desempeñaría un gran papel, hasta el punto de proclamarse campeona del torneo. La estrategia de Menotti para este Mundial se basó en preparar jugadores con gran proyección, para que pudieran formar parte del conjunto argentino en el Mundial de España ’82.

El resultado no pudo ser mejor: Argentina ganó el Mundial juvenil con una grandísima superioridad frente al resto de rivales, ganando en la final a la Unión Soviética por 3-1, donde Maradona hizo un gol y fue elegido mejor jugador del torneo.

Fichaje por Boca Juniors y debut mundialista

En el año 1981, y tras desechar varias ofertas de clubes importantes de Argentina, como River Plate, y alguna oferta del fútbol inglés, fichó por Boca Juniors, un club que por entonces se encontraba pasando por graves problemas económicos.

La primera gran actuación del ‘10’ no se hizo esperar: en su debut con la elástica azul y oro anotó un doblete, que sirvió para que Boca ganara por 4 a 1.

COMPARATIVA: ¿Quién ganó más, Boca Juniors o River Plate?

Finalmente, en agosto de 1981, Boca conseguiría hacerse con el torneo Metropolitano, lo que significará el único título de Maradona en Argentina. Diego finalizaría su etapa en el club argentino con 28 goles en 40 partidos, antes de fichar por el FC Barcelona.

El debut en un Mundial absoluto del pelusa se produjo frente a Bélgica, con derrota 1-0. Aunque Argentina logró superar la primera fase, cayó eliminada en la segunda ronda, encuadrada en un grupo con Italia y Brasil, lo que supuso una fuerte desilusión para su país.

Debut con el FC Barcelona

Tras el pago de 1600 millones de pesetas, una cifra muy alta para la época, Maradona debutó con la camiseta blaugrana el 4 de septiembre de 1982, frente al Valencia, cayendo por 2-1. Esa temporada, y a pesar de que tuvo una baja de más de 3 meses a causa de una hepatitis, finalizó de manera bastante exitosa, ya que el club barcelonés se hizo con la Copa y la Copa de la Liga, con dos victorias frente al eterno rival, el Real Madrid.

En su última temporada como azulgrana, en el año 1984, logró llevar el FC Barcelona a la final de la Copa del Rey, que se vivió en un ambiente muy tenso, ya que se trataba del reencuentro de Maradona con Goikoetxea, jugador que le había provocado una grave lesión en el tobillo anteriormente. La final, que acabó en tangana, finalizó con resultado de 1-0 favorable para el club bilbaíno.

Maradona, que se había visto involucrado en la tangana, fue sancionado por la Federación Española de Fútbol, lo que le impedía jugar en competiciones nacionales hasta diciembre de 1984. Esta circunstancia, unida a la mala relación de Diego con el entonces presidente del FC Barcelona, José Luis Núñez, y a los problemas económicos que pasaba el argentino, hizo que aceptara la oferta del SCC Napoli, abandonando Barcelona con 38 goles en 58 partidos.

Primeras temporadas en Nápoles

Antes del fichaje de Maradona, el Napoli había conseguido salvar la categoría por un punto de diferencia, lo que provocaba que la hinchada napolitana y los dirigentes del club no pensasen más allá de la permanencia en la máxima categoría del calcio. Tras la llega de Diego, y con una primera vuelta mala, el Napoli firmó una segunda vuelta magnífica, lo que llevó a que el club se propusiera cotas más altas.

En su segunda temporada en Italia, Maradona consiguió llevar al Napoli al tercer puesto de la clasificación, lo que supuso la participación en la Copa de la UEFA. Pero lo mejor estaba por llegar.

Mundial ’86: la actuación que le llevó a la cima del fútbol

En el Mundial de México ’86 se producirían las actuaciones que encumbrarían a Diego Armando Maradona como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Aunque las sensaciones de la selección argentina no habían sido buenas en su preparación, con algunos empates y derrotas frente a selecciones menores, pronto Argentina daría pistas de su papel como campeona del Mundial. La primera fase se saldó con dos victorias frente a Corea del Sur y Bulgaria, además de un empate frente a la vigente campeona, Italia.

En los octavos de final, el cebollita y sus compañeros se las tendrían que ver con la siempre competitiva Uruguay, en un duro encuentro que se saldó con victoria argentina por 1-0. A continuación, llegaría la gloria: la Mano de Dios y el Gol del Siglo.

ANÁLISIS: El ‘Gol del Siglo’ de Diego Armando Maradona contra Inglaterra.

En cuartos de final se produciría, probablemente, el partido más recordado en la carrera de Diego, debido a los goles que anotó frente a Inglaterra: “la mano de Dios”, al anotar un gol con la mano tras un mal despeje de un defensa inglés, y “el gol del siglo”, en el que dribló a 6 jugadores ingleses para anotar gol, recogiendo el balón en su propio campo.

Aunque esta actuación ante Inglaterra fue uno de los momentos más gloriosos de su carrera, los dos partidos restantes de México ’86 no fueron menos exitosos: en semifinales Argentina venció a Bélgica por 2-0, con doblete de Maradona. En la final, frente a Alemania Federal, Argentina vencería por 3-2, siendo clave el ’10’ con una increíble asistencia en el tercer gol albiceleste. Maradona llevaba a Buenos Aires la segunda estrella para Argentina.

La consagración en Nápoles

La temporada 86-87, tras el éxito cosechado por Argentina en el Mundial 86’, resultó la consagración de Diego a los altares del fútbol italiano. Tras una temporada brillante, en la que anotó 10 goles en Liga y 7 en Copa, el Napoli consiguió hacerse con el scudetto y la copa italiana, en una temporada memorable.

Las siguientes temporadas también resultarían muy exitosas para el club napolitano, consiguiendo clasificarse en los primeros puestos de la clasificación del calcio. En la temporada 88/89, tras conseguir un segundo puesto en liga, el Napoli conseguiría de la mano de Diego su único título internacional: la Copa de la UEFA, en una final a doble partido frente al Stuttgart. En la ida, el Napoli venció al conjunto alemán por 2-1, mientras que en la vuelta el resultado fue de empate a 3, que le daba el campeonato al equipo italiano.

Su última gran hazaña con el Napoli fue la consecución del scudetto en la temporada 89/90. Tras una igualadísima liga con el Milan, los dos conjuntos llegaban a la penúltima jornada del campeonato empatados a 47 puntos, fecha en la que el equipo milanés fue derrotado, consiguiendo el Napoli la victoria, y finalmente, el campeonato.

Italia ‘90: un país dividido por Diego

Argentina llegaba al mundial de 1990 como una de las grandes favoritas. Además de tener la vitola de actual campeona, Maradona había firmado una gran temporada con el Napoli. Pese a que el campeonato no empezó de la mejor manera, con una derrota ante Camerún por 1-0, la albiceleste se repuso y logró la clasificación como mejor tercera, destacando la victoria ante la Unión Soviética en Nápoles, donde la Selección Argentina se sintió tan arropada como si estuviera en su país, dado el apoyo que los napolitanos ofrecieron a Diego.

El camino hasta la final fue muy duro, ya que se tuvo que enfrentar a Brasil en octavos, Yugoslavia en cuartos e Italia en la semifinal, siendo la clasificación de estos dos últimos partidos en la tanda de penaltis.

El partido contra Italia fue especialmente único, ya que, al jugarse en Nápoles, una buena parte de los italianos apoyaron claramente a la selección de Maradona.

En la final, Alemania Federal se tomó la revancha de México 86’ y logró vencer a la selección argentina por 1-0.

Tras el Mundial, el astro argentino dio positivo en un test antidoping, lo que provocó que la federación italiana lo sancionara 15 meses fuera de los terrenos de juego, desembocando en una vuelta apresurada a Argentina. Sin embargo, este regreso fue muy fugaz, pues cuando cumplió la sanción, fichó por el Sevilla FC, formando parte de la plantilla hispalense durante una temporada.

Tras su paso por el Sevilla FC, Diego decide volver a Argentina, fichando por Newell’s Old Boys, club en el que únicamente participaría en 5 partidos, siendo el último un amistoso contra el Vasco de Gama.

Mundial de Estados Unidos: el principio del fin

Aunque no había participado en ningún partido de clasificación para el Mundial ’94, debido a la presión popular, el entonces seleccionador, Basile, pidió públicamente a Diego que volviera a jugar con la albiceleste, para ayudar a su selección a clasificarse para el campeonato, en la repesca que les enfrentó a Australia, venciendo finalmente a su rival.

Pese a que el Mundial comenzó muy bien para Argentina, con dos victorias ante Grecia (4-0), donde el pelusa marcó el último gol con su selección, y Nigeria (2-1), el conjunto argentino se vino abajo tras conocerse el positivo por dopaje de Maradona. Después, caerían contra Bulgaria (2-0), y aunque se clasificaron para octavos de final, perdieron contra la Rumanía de Hagi.

Tras el positivo en el Mundial ’94, Diego se tuvo que volver a enfrentar a 15 meses de sanción, que, al terminar, darían con su vuelta a Boca Juniors, club en el que se retiraría el 25 de octubre de 1997, a la edad de 37 años.

Trayectoria como entrenador

La trayectoria como entrenador fue, evidentemente, mucho menos prolífica que su carrera futbolística, destacando especialmente su papel como seleccionador argentino entre 2008 y 2010. Tras una buena clasificación para el mundial de Sudáfrica, Argentina consiguió cuatro victorias consecutivas en el país africano, lo que le valió para llegar a cuartos de final, donde cayó por 4-0 frente a Alemania.

Tras su paso como seleccionador, entrenó a diferentes equipos de menor nivel: Al Wasl, Al Fujairah, Dorados de Sinaloa y Gimnasia y Esgrima de la Plata.

Las mejores frases del ’10’

Además de su único nivel dentro de los terrenos de juego, Diego también mostró una personalidad única fuera del campo, con algunas frases para la historia:

  • “Llegar al área y no poder patear al arco es como bailar con tu hermana”.
  • “Si me muero, quiero volver a nacer y quiero ser futbolista. Y quiero volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra”.
  • “Te voy a contar un secreto Shilton: fue con la mano”, en referencia al gol que anotó frente a Inglaterra en México ’86.

Los mejores goles de Maradona

Es muy difícil establecer una clasificación de goles de un jugador único en la historia que nos brindó, multitud de goles imposibles, pero podemos destacar estos:

COMPARATIVA: El gol ‘maradoniano’ de Lionel Messi frente al Getafe.

Su palmarés

A pesar de su inigualable grandeza futbolística, Diego únicamente consiguió 10 títulos, aunque algunos de ellos de especial relevancia, como el Mundial con Argentina en México ’86, o los dos scudettos conseguidos con Napoli, un club que era humilde hasta entonces y que no había conseguido ningún campeonato. Así, su palmarés es el siguiente:

  • Primera División Argentina, con Boca Juniors (1981).
  • Copa del Rey, con el FC Barcelona (1983).
  • Copa de la Liga, con el FC Barcelona (1983).
  • Supercopa de España, con el FC Barcelona (1983).
  • Dos Serie A, con el SCC Napoli (1987 y 1990).
  • Copa de Italia, con el SCC Napoli (1987).
  • Copa de la UEFA, con el SCC Napoli (1989).
  • Supercopa de Italia, con el SCC Napoli (1990).
  • Copa Mundial de Fútbol, con la Selección Argentina (1986).

Los premios del ‘pelusa’

Aunque en su trayectoria como jugador nunca pudo hacerse con ningún Balón de Oro (entonces sólo podían ganarlo jugadores europeos), la Revista France Football le concedió uno honorífico en 1995, reconociendo en 2015 que durante su etapa profesional en activo hubiese ganado, como mínimo, dos, en 1986 y 1990. Además, el gol anotado contra Inglaterra en el Mundial de 1986, apodado el “gol del siglo”, fue señalado en una votación de la FIFA como el mejor gol de los mundiales del siglo XX.

La influencia cultural del astro argentino

Además de su impresionante presencia en el ámbito deportivo, la influencia de la figura de Diego Armando Maradona ha ido mucho más allá de lo meramente deportivo. En Argentina existe la llamada “Iglesia Maradoniana”, que rinde pleitesía al astro, además de las innumerables canciones, películas, documentales y libros que se han relatado contando la historia del ‘10’.

Muchas calles de Nápoles recuerdan la gloria que Maradona llevó a la ciudad, lugar en el que todavía profesan fervor por su figura. En el recuerdo también quedan sus constantes bajadas a los infiernos: adicción a la cocaína, alcohol y una vida extrafutbolística marcada por el desenfreno. Tras su marcha, prevalecerá la gloria del que para muchos es el mejor futbolista de todos los tiempos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor añade tu comentario!
Por favor ingrese tu nombre aquí

mejores zapatillas de fútbol sala 2019 botas fútbol sala

Mejores zapatillas de fútbol sala en 2021

0
Te presentamos las mejores zapatillas de fútbol sala en 2021 sin tener que gastarte una gran cantidad de dinero. Esta es una selección de...