Saltear al contenido principal
El ‘Gol Del Siglo’: Maradona Contra Inglaterra, Mundial Del 86 (México)
Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona probablemente sea el jugador más talentoso y virtuoso que haya existido jamás. El Diego, El Pelusa o el barrilete cósmico no solo es una leyenda del fútbol argentino, sino también una leyenda mundial. No en vano, gracias a la magia que realizó cuando estuvo en su mejor nivel, a día de hoy sigue existiendo debate sobre si fue, o no, el mejor de todos los tiempos.

Hoy, sacaremos del baúl de los recuerdos uno de los goles más destacados de la carrera del Diego. Por supuesto, nos referimos a ese gol que el pasado 22 de junio cumplió 34 años. Ese gol, odiosamente recordado por los ingleses y celebrado con euforia por los argentinos, para muchos, es el mejor gol que jamás se ha anotado un mundial.

El gol del Siglo” es el título oficial conferido por la FIFA a aquella maravilla que anotó Maradona. Un gol propio del mismísimo Dios, es la forma casi divina en la que los argentinos comentan la jugada. Sin embargo, si algo podemos rescatar de estos términos, es que este gol, sin lugar a dudas, resume a la perfección el talento, la magia y la divinidad de un personaje cómo es Diego Maradona.

Cuartos de final de la Copa del Mundo México 86’– Argentina vs Inglaterra (Del campo de batalla a los campos de fútbol)

Si buscamos en el diccionario la definición de “partido intenso”, el que se jugó el dia 22 de junio entre Argentina e Inglaterra sería el primer ejemplo citado. Esos 90 minutos no solo serían una guerra futbolística, sino también una guerra verbal y política.

El universo quiso que estos dos países con un historial bélico se enfrentaran de forma pacífica, por ello, México 86’ fue el escenario perfecto para empezar a zanjar el conflicto de una vez por todas. Sin embargo, para quien no conozca la historia, resulta indispensable tener el contexto de la misma para comprender la profundidad de este partido.

En el año 1982, el gobierno argentino decidió declarar la soberanía de las islas Malvinas. Aquel territorio, ocupado en su momento por la corona británica, se alegaba que era de la República Argentina por derecho. Por ello, armado con varios batallones, la Fuerza Armada Argentina desembarcó en las costas del archipiélago.

Esto tuvo una respuesta casi inmediata del gobierno inglés, quienes, dirigidos por la Dama de Hierro, Margaret Thatcher, le declararon la guerra a Argentina. Tras varios meses el conflicto bélico acabó con victoria para los ingleses.

Argentina quedó humillada, huérfana y debilitada. Tras 10 semanas intensas de batalla, más de 600 soldados argentinos murieron en la guerra. Por ello, que 4 años más tarde ambos países tuvieran que enfrentarse en un partido de fútbol parecía obra del destino. 

Así fue “el gol del siglo” de Maradona contra Inglaterra

El primer tiempo de este partido fue una balanza que no sabía bien en quien postrar su peso. Tras un arranque algo flojo, tanto argentinos como ingleses tuvieron la oportunidad de anotar un gol. Sin embargo, tras vanos intentos, el marcador no se movió en los primeros 45 minutos.

Por otro lado, cuesta mucho intentar imaginarse un segundo tiempo más intenso que el que se jugó ese dia. La presencia de los 3 goles que terminarían decorando el resultado no son tan importantes si no se conoce el contexto en que se anotaron. Por ello, ningún argentino se imaginó que esos 45 minutos terminarían tatuados en la mente de toda una generación

Tras tan solo 5 minutos, Diego Armando Maradona cazaría un pase largo que terminaría en el fondo de la red gracias a la intervención divina. Aquel gol significo el 1-0, pero la magia verdadera aún estaba por llegar.

En el minuto 55, Maradona tomó el balón en el centro del campo. Inmediatamente, recibió una doble marca de la que salió airoso sin prácticamente esforzarse. Tras esto, “el genio del fútbol mundial” arrancó una larga carrera por la banda derecho. Un jugador inglés intentó robarle la pelota, pero un recorte mágico lo dejo parado e impotente.

Al acercarse al borde del área, parecía imposible que Maradona pudiera penetrar la férrea marca que se aproximaba. No obstante, un balón largo al centro fue suficiente para ingresar al área. En este momento, el portero inglés Peter Shilton decidió cortar la jugada saliendo al encuentro del balón.

Lo que nadie se imaginaba es que el barrilete cósmico terminaría haciendo un recorte que dejó a Shilton en el suelo. Tras esto, con todo el arco a su disposición, Maradona optó por un disparo raso que casi fue evitado por una entrada por detrás de un jugador inglés.

Tras anotar el gol, Diego Maradona dejó una postal para el recuerdo. Con los ojos llorosos y el brazo en alto, el Diego clasificó a Argentina a unas semifinales. Gracias a esto, Argentina terminó siendo campeón en el Mundial de México 86’.

Años más tarde, Lionel Andrés Messi marcaría un similar al anotado por Diego ante los ingleses, aquel gol se bautizó como “el gol maradoniano de Messi”. Esto, además, sirvió para alimentar el eterno debate sobre quien fue mejor, ¿Messi o Maradona?

De la ‘mano de Dios’ al ‘Gol del Siglo’: el nacimiento de una figura casi religiosa

Como te comentamos con anterioridad, este partido tenía un aura de guerra encima que no se podía esconder. Los conflictos entre ambos países convirtieron a aquel partido en una guerra que se estaba librando dentro y fuera de las canchas. Tras el pitido final, los argentinos tomaron el resultado no solo como un resultado futbolístico, sino como una victoria bélica.

Para darle un mayor peso, la forma en que Diego Armando Maradona anotó los dos goles que le dieron el triunfo a Argentina, se convirtió en un símbolo en la guerra verbal contra los británicos. La viveza, la destreza y la osadía del crack argentino sirvió no solo para llevarse la victoria, sino también para humillar al rival.

Gracias a esto, Diego fue tomado como un símbolo no solo futbolístico, sino político y hasta religioso. Antes de anotar el gol del siglo, Maradona también anotó uno de los goles más polémicos de la historia de los mundiales: “La mano de Dios”.

Aquel balón que terminó siendo el 1-0 para los argentinos fue empujado por Diego con la mano. Al ser una jugada rápida, el árbitro interpreto que aquel gol había sido gracias a un cabezazo. Sin embargo, al terminar el partido el Diego declaró: “el gol fue marcado un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”.

Todo esto, aunado a declaraciones posteriores en las que Maradona afirmó que, para él, ese gol fue: “como robarles la billetera a los ingleses”, aportó un grano de arena para acrecentar su leyenda.

Muchos expertos afirman que la pasión que sienten en Argentina por Diego va más allá de lo que hizo como jugador. Dicho de otro modo, el factor nostalgia juega un papel clave en los recuerdos de los argentinos.

Por ello, esa generación siempre recordará al Diego como: “el más grande lejos”, puesto que fue el símbolo de una Argentina dolida. Una Argentina que perdió padres, abuelos, hijos, tíos y sobrinos por los horrores de la guerra de las Malvinas. Sin embargo, gracias a una tarde mágica del Diego, los argentinos tuvieron su revancha y se regocijaron ante la impotencia de los ingleses.

Álex Salazar García

Los partidos de fútbol sin VAR, con la radio en la mano y una bolsa de pipas. Responsable de ligas internacionales.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba