Luis Figo: del FC Barcelona al Real Madrid

Luis Figo es considerado como uno de los mejores jugadores portugueses de la historia. Su posición natural era la de extremo derecho, aunque podía actuar en la otra banda o como interior. Ídolo sin discusiones en el país luso, en España despierta odios y simpatías a parte iguales, por su archiconocido fichaje por el Real Madrid, cuando vestía la camiseta del eterno rival, el FC Barcelona.

Han sido muchos los que han emprendido el viaje de Barcelona a Madrid (Schuster, Saviola…) pero en ningún caso, se produjo el nivel polémico que se dio con el fichaje de Luis. En cualquier caso, ¿cómo comenzó una de las grandes historias de nuestra liga?

Llegada y trayectoria en el FC Barcelona

Canterano del Sporting de Portugal, debutaría con el primer equipo del equipo lisboeta en el 1990, con tan sólo 17 años. 5 años después y cuando todavía no llegaba a los 22, los grandes clubes europeos se interesarían por él. Finalmente, en una situación totalmente rocambolesca, con duplicidad de contratos con el Parma y la Juventus de Turín, acabaría fichando en 1995 por el FC Barcelona, el primero de los dos clubes en los que jugaría en la liga española.

Figo llegaría a Barcelona de la mano de un gran valedor, Johan Cruyff, quien lo trajo a la ciudad condal como recambio de Michael Laudrup, ídolo de la afición culé, que había abandonado el FC Barcelona para irse al Real Madrid. Os suena la historia, ¿verdad?

El portugués fue indiscutible en el ‘once’ culé desde su primera temporada como barcelonista, a las órdenes de Cruyff. Aunque en esa primera temporada no conseguiría ningún título, en la segunda ya se haría con una Copa del Rey, venciendo al Real Betis por 3-2 en la final, con dos goles suyos. Asimismo, esa temporada también conseguiría la Recopa de Europa, en la final disputada ante el Paris Saint-Germain.

La temporada 1997/1998, de la mano del entrenador holandés Louis Van Gaal, sería la más exitosa para Figo y para el FC Barcelona, ya que conseguirían hacerse con el doblete, ganando la Liga y la Copa del Rey (el Real Madrid acabaría haciéndose con el título de la Liga de Campeones).

Esta temporada, se produciría una de sus imágenes más icónicas, y que a la postre se convertiría en una de las más controvertidas: durante la celebración del título de Liga en la Plaza Sant Jaume, Luis se dirigiría a la afición culé para entonar la siguiente canción: “Blancos, llorones, felicitad a los campeones”; en clara referencia al eterno rival. La afición barcelonista jaleaba al que por entonces era su máximo ídolo, pero ignoraba lo que iba a ocurrir unos años después.

Su última temporada como jugador del Fútbol Club Barcelona sería la 1999/2000, en la que no conseguiría ningún título y avecinaría un hecho hasta entonces insólito en el fútbol español. El portugués, que evidentemente, abandonaría el club culé por la puerta de atrás, llegó a ser segundo capitán, tras Josep Guardiola.

Finalmente, el palmarés de Luis Figo como jugador culé sería el siguiente:

TÍTULOSAÑO
Supercopa de España1996
Copa del Rey1997
Liga de España1998
Copa del Rey1998
Liga de España1999

Figo finalizaría su etapa como barcelonista jugando un total de 249 partidos con la camiseta del FC Barcelona, anotando 45 goles y ofreciendo 80 asistencias.

El fichaje por el Real Madrid

El contexto del fichaje de Luis Figo por el Real Madrid, resultó, cuanto menos, complejo. Nos situamos en las elecciones a la presidencia del club blanco: Lorenzo Sanz, entonces presidente del equipo de Chamartín, venía de ganar dos Copas de Europa de forma prácticamente consecutiva. Ídolo de la afición madridista, era querido por una grandísima parte de los seguidores.

Sanz, que también se presentaba a las elecciones en el año 2000, era el gran favorito para revalidar presidencia, pero Florentino Pérez, entonces candidato, tenía un ‘as’ debajo de la manga: el fichaje de la estrella del eterno rival.

El  gran responsable de esta operación de relevancia mundial fue Florentino Pérez, que cuando se presentó por segunda vez a las elecciones a la presidencia del Real sabía que si quería resultar ganador ante Lorenzo Sanz debía presentar algo más que una simple candidatura, tenía que mostrar una imagen que estremeciese al fútbol mundial.

Y esa imagen, más que una simple imagen, fue la bomba del verano y posiblemente una de las bombas del siglo. El futbolista portugués terminaría convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del Real Madrid de las últimas décadas.

Para dar validez a esta promesa, Florentino prometió regalar los abonos a los socios del Real Madrid, si, al ser elegido presidente, Figo finalmente no fichaba por el club blanco. No eran muchos los que creían que Florentino iba a ganar las elecciones.

De hecho, el representante de Figo, creyendo que Florentino Pérez no iba a ganar, firmó un acuerdo con él, en el que si este era ganador de las elecciones, el futbolista portugués acabaría fichando por el Real Madrid. Cuando se produjo este contrato inicial, Florentino se aseguró firmar una altísima cláusula que debía abonar Luis, si finalmente no firmaba por el club merengue.

El actual presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, de la mano de sus asesores deportivos rastreó todo el mercado futbolístico, y, siendo sabedor de la delicada situación de precampaña que también se vivía en la ciudad condal, decidió aprovecharse y tantear a Figo, a través de su representante, que, como decimos, aceptaría la operación.

Aunque Figo estuvo muy dubitativo durante toda la operación, acabó siendo madridista. El extremo dejó Barcelona, para ser presentado el 24 de julio del año 2000, mediante el pago de 10.270 millones de pesetas, más de 60 millones de euros, en lo que sería el fichaje más caro de la historia del fútbol por entonces. Con el fichaje, Florentino se ahorraba 22 millones de euros, lo que le hubiese costado pagar de su bolsillo todos los abonos de los madridistas.

Pese a que los comienzos fueron difíciles, desde la propia presentación, en la que era notorio que el jugador no se encontraba nada cómodo, los resultados terminaron siendo espectaculares para Figo y el Real Madrid. Hoy en día, el portugués relata cómo esa fue una de las mejores decisiones de su carrera deportiva.

La llegada de Figo al Madrid supondría el inicio de una política: la de fichar cada temporada a un crack mundial, que daría como resultado el llamado “Madrid de los galácticos” (Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham).

Trayectoria en el Real Madrid

En su primera temporada como “blanco”, Figo conseguiría alzar el Campeonato Nacional de Liga a nivel colectivo, y el Balón de Oro a nivel individual, que ofreció al público del Bernabéu en un encuentro de liga ante el Real Oviedo. Durante esta primera temporada, y aunque su arranque fue más bien negativo, se convirtió en una de las grandes referencias del ataque madridista, junto con Raúl, considerado una leyenda del fútbol dentro del madridismo.

La primera visita al Camp Nou como madridista

Su primera visita al Camp Nou (uno de los mejores estadios del mundo) pasará a la historia como uno de los ambientes más hostiles que recibiría un jugador de forma individual. Durante la semana previa al encuentro, la prensa barcelonista vendría alimentando este clima, que se convirtió en un infierno en la tierra para Figo. Cada balón en los pies del portugués, cada jugada en la que presionaba, provocaba un ruido ensordecedor.

El propio Jorge Valdano ha relatado que, Alfredo Di Stéfano, le comentó a los 5 minutos de partido, que después de haber vivido 60 años de fútbol, nunca había visto nada igual. Ese primer partido también estaría marcado por una de las primeras grandes actuaciones de Carles Puyol como jugador del primer equipo blaugrana, ya que lograría, en buena medida, secar al astro portugués, favorecido por el ensordecedor ambiente que se pudo vivir en el estadio culé.

Su segunda temporada como madridista estaría caracterizada por tener altos y bajos. Por un lado, no pudo acudir en ninguna de las dos ocasiones en las que el Real Madrid visitó el Camp Nou (LaLiga y Champions League), ya que esa temporada sufrió una lesión en el tobillo de gravedad. Dentro de esta temporada, marcada por el centenario del Real Madrid, se conseguiría la novena Copa de Europa, en la que Figo se recuperaría de su grave lesión para ser titular en la final.

La segunda visita al campo barcelonista como Jugador del Real Madrid

En la temporada 2002/2003 se produciría su segunda visita al Camp Nou como jugador del eterno rival, Figo viviría un ambiente parecido, pero, sin embargo, en este partido se produciría un acontecimiento que ha pasado a la historia de los Clásicos: Figo recibió el lanzamiento de una cabeza de cerdo. Aunque la cabeza de cerdo fue la protagonista de las portadas de la prensa al día siguiente del encuentro, en cada córner lanzado por el portugués llovían miles de objetos. El partido, que acabó sin goles, tuvo que ser interrumpido por el árbitro en varias ocasiones. Aunque el FC Barcelona fue sancionado con dos partidos por los objetos tirados al césped, la Federación, finalmente, eximiría del castigo al club barcelonés.

Clásico aparte, esta es su mejor temporada como madridista: sumó 10 tantos y sería el máximo asistente del equipo, en un gran conjunto formado por jugadores de la talla de Raúl, Zinedine Zidane o Roberto Carlos, además del portugués. Durante este año, el Real Madrid ganaría la Liga, la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental.

En la siguiente temporada, la 03/04, el Real Madrid decidiría no renovar el contrato a Vicente del Bosque, en una decisión muy polémica, para fichar a Carlos Queiroz. Hasta marzo, y con el flamante fichaje de David Beckham, el club merengue exhibiría un juego brillante que le permitiría colocarse como líder destacado en Liga, llegar a la final de Copa y a los cuartos de final de la Champions League. Sin embargo, sería aquí cuando comenzaría un gran declive: el Real Madrid perdería la final de Copa, por 1-2, frente al Real Zaragoza, en el Estadio de Montjuic.

Unas semanas más tarde, sería apeado de la Liga de Campeones, en manos del Mónaco (finalista ese año), que ganaría por 3-1 en la vuelta, remontando el 4-2 de la ida, en el Santiago Bernabéu. Pese a contar con alguno de los mejores jugadores de la historia, el conjunto galo asaltó el templo blanco ante el estupor de los aficionados.

La temporada 2004-2005 sería la última en el Real Madrid, año futbolístico caracterizado por las grandes convulsiones que se producirían en la casa blanca. Camacho, nombrado entrenador en verano, dimitiría muy temprano, y sería sustituido por García Remón. El interino tampoco tendría éxito, y acabaría siendo destituido, para colocar al brasileño Luxemburgo como entrenador.

Luxemburgo dispondría a Figo como mediapunta, en una posición en la que acabaría siendo suplente, en favor del inglés Michael Owen. Al final de esta temporada, al no contar en los planes de Luxemburgo y tener únicamente una temporada más de contrato, el Real Madrid optaría por ofrecer la carta de libertad a Figo, que ficharía por el Inter de Milán.

Así, su palmarés como jugador merengue finalizó con los siguientes títulos:

TÍTULOSAÑO
Liga de España2001
Supercopa de España2001
Champions League2002
Supercopa de Europa2002
Copa Intercontinental2002
Liga de España2003
Supercopa de España2003

En total, Figo disputaría 245 partidos con la camiseta del Real Madrid, en los que anotaría 57 goles y daría 76 asistencias, resultando un jugador fundamental en el “Madrid de los galácticos”.

No cabe duda de que estamos ante uno de los grandes bombazos, en lo referente a fichajes, que se ha producido en la historia del fútbol. Aunque posteriormente se han producido costes en fichajes más altos, nunca se ha vuelto a producir un cambio tan doloroso entre los dos grandes de nuestro fútbol. Como afirma el propio Luis Figo, el tiempo le dio la razón: acertó cambiando Barcelona por Madrid, ya que disfrutó de grandes temporadas y títulos.

¿Qué crees tú? ¿Hubiese tenido el mismo papel si hubiese continuado como jugador del FC Barcelona? Aunque para los aficionados los clubes y la rivalidad son sagrados, los futbolísticas ven el contexto futbolístico con otros ojos. ¿Qué sentirías tú si un jugador de tu equipo fichase por el eterno rival? ¿Te sentirías traicionado, o por el contrario, lo aceptarías de buena gana?

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor añade tu comentario!
Por favor ingrese tu nombre aquí

mejores zapatillas de fútbol sala 2019 botas fútbol sala

Mejores zapatillas de fútbol sala en 2021

0
Te presentamos las mejores zapatillas de fútbol sala en 2021 sin tener que gastarte una gran cantidad de dinero. Esta es una selección de...